B O L Í G R A F O

Dibujar con boli, más que un resultado es una actividad. Consiste básicamente en ir raspando con el canto del bolígrafo en un hoja de papel. La tinta de del bolígrafo es una especie de aceite de cacao con una consistencia parecida al oleo. El rendimiento en cuanto a acabado y texturas es bastante satisfactorio. Y lo mejor, es que es una actividad que la puedes realizar en cualquier sitio.

Este forma parte de un grupo que hice para un libro que se supone iba a publicar con una gente.
La mayoría los realicé en cafeterías y sitios de transito, se puede ver que el formato es bastante reducido, básicamente el tamaño de una libreta estándar 15×20 ctm.

La idea original no ha cambiado desde la época de Altamira. Se trata de generar tres dimensiones donde solo hay dos, engañando al cerebro que ve un a figura donde en realidad lo único que hay es una mancha en un papel.
Al primero que consiguió recrear este efecto le debieron considerar un mago.
Han pasado milenios y a mi me sigue pareciendo mágica y sigo disfrutando lo mismo.