EL GUERRERO

GUERRERO

GUERRERO

Es la primera escultura que hice, hace ya muchos años. Recuerdo que imagine que él portador del casco se veía poseído por una fuerza y una rabia sobrehumana. De hecho, sobre esa historia, se fundamenta la leyenda del protagonista.
Estos atributos se cree que eran una consecuencia de los dos demonios que coronan el penacho. Antes de cada batalla les brillaban los ojos, lo que provocaba el pánico entre sus enemigos, e incluso entre sus aliados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *